Educar en Redes

educar en redes

A continuación os hablaré de educar en redes. Si bien es cierto que cada hijo requiere unas pautas diferentes y no hay manual de instrucciones, la educación se convierte en todo un reto. Sin embargo, veremos a continuación que con internet podemos seguir una guía común. Pero siempre bajo el criterio y las decisiones de los padres o tutores, que somos los primeros y últimos responsables de la educación de los hijos.

Educar en redes: La huella digital

Para educar en redes lo primero que hay que tener claro son algunos conceptos vinculados a la persona. En primer lugar hablamos de la huella digital. Tiene una doble acepción pero siempre vinculada a los datos de las personas. Según leemos en wikipedia, la huella digital es “un mecanismo para defender los derechos de autor y proteger la propiedad intelectual“; así como la forma de “identificar de manera precisa y única a una persona por medio de su huella digital. Sin embargo, en la acepción que nos interesa desarrollar en este post es la siguiente: es el rastro que cada persona deja en internet, de lo que hacemos y no hacemos; nuestros intereses, las webs que visitamos, y los comportamientos que demostramos en redes sociales, foros, etc.

Educar en redes: Primera recomendación

En primer lugar debemos acostumbrarnos a eliminar de manera periódica las cookies y el historial de navegación de todos nuestros dispositivos. ¿Qué conseguimos con ello?

  • Proteger nuestra privacidad
  • Preservar nuestra libertad
  • Mantener la capacidad de decidir qué cómo y a quién damos información personal

Todo lo que hacemos es una información muy valiosa. Nuestros hábitos e intereses importan y mucho.

  • Empresas. Empresas en la que hemos trabajado, en la que estamos trabajando y en la que podríamos trabajar. De lo que hagamos en la red dependerá si nos contratan o no, si nos despiden o si nos facilitan esa carta de recomendación que tanto necesitamos. También otras empresas como aseguradoras, empresas de servicios financieros, etc; pueden negarse a prestarnos sus servicios según el rastro de nuestra huella digital.
  • Marcas. A las marcas no es que les importe lo que hacemos. Es que de ello depende que aumente sus ventas o no. Si saben nuestros intereses y por dónde navegamos, las marcas tienen mucho ganado para influir en la decisión de compra del usuario.
  • Otros entornos. Es obvio que facilitar información personal siempre podrá ser utilizada en tu contra. No sólo nos referimos a delincuentes o mangantes; tu vida personal no tiene porqué estar en boca de nadie. Respeta tu intimidad.

Educar en redes: Casos Reales

Para educar en redes es bueno conocer algunos casos en los que se manifiesta que la vida real y la vida virtual es una sola. Por eso hay que saber muy bien que todo lo que hagamos en red tiene consecuencias en la vida real. Fue sonado en 2013 el caso de Justine Sacco, la entonces Directora de Comunicación de IAC, que justo antes de subirse a un avión rumbo a Sudáfrica no tuvo mejor idea que publicar este tuit a sus seguidores.

Educar en redes mejor sin dobles sentido
“Me voy a África. Espero no coger el SIDA. Es broma. ¡Soy blanca!”

Apagó el teléfono, y cuando lo encendió unas horas después, el tuit, como ella, había viajado al otro lado del mundo; fue despedida de inmediato de su trabajo y tardó un tiempo en poder volver a incorporarse a la vida laboral y social. El tuit de Sacco lo lanzaba precisamente para denunciar las desigualdades raciales en este país. Sin embargo, nadie lo entendió.

en internet no existe perdón ni olvido

Otro caso más reciente es el que hemos visto en España. Cuando en la noche del domingo 3 de septiembre esta mujer decide publicar lo siguiente en su perfil en Facebook, mira cómo empieza el texto.

educar en redes pensar antes de publicar

Si lo sabes, no lo publiques. Inés Arrimadas anunció emprender acciones legales contra ella, nacionalmente conocida y en menos de 48 horas sin trabajo. Había sido despedida de una reconocida tasadora inmobiliaria por su comentario en la red fundada por Marc Zuckeberg.

Lo que escribo, digo, hago y cómo me relaciono me define, y marca la diferencia siempre. Esté donde esté y a través de los canales comunicacionales que sean.

Zygmunt Bauman, sociólogo polaco, habla así del comportamiento habitual del ser humano en redes sociales:

Debemos quedarnos con la idea que en internet no existe perdón ni olvido. Por eso es importante que sepamos pensar antes de actuar y reflexionar en las consecuencias de nuestros actos.

Sin embargo, hay que ser positivos. Internet ha facilitado las cosas: la conexión entre personas, el acceso a la información, y permitir acortar distancias son algunas de sus muchas bondades.

las redes serán tan buenas como el usuario quiera que sean

Como por ejemplo el rescate de una menor de edad secuestrada en un tren en India. Ella pudo pasar una nota y un viajero le comunicó a un familiar que creía que se estaba produciendo un secuestro en el tren en el que viajaba.

educar en redes secuestro
Puede que sea un engaño, pero por favor, comprobadlo, asegurad que todo está bien.

Este familiar pensó que la mejor manera era informar al Ministerio de Ferrocarriles de la situación. Lo hizo con un tuit. Sin internet no habría sido posible esa conexión. En la imagen se ve a la joven rescatada.

educar en redes rescate
Niña huérfana rescatada.

 

Por eso hay que tener claro que las redes serán tan buenas como el usuario quiera que sean.

Educar en redes: ¿Cómo actuar con los hijos?

El uso de las redes sociales va en aumento. Respecto a 2016 hay un 6% más de usuarios y esta cifra seguirá creciendo en los próximos años. Por eso es importante que como padres sepamos:

  • Adaptarnos a los cambios.

La sociedad desarrollada en la que vivimos se caracteriza por los siguientes aspectos.

    • Infoxicación. Exceso de información. Debemos saber elegir qué queremos saber y tener unos criterios claros. Accedemos a todo tipo de contenido, y muchos de ellos contradictorios entre sí.
    • Sobreestimulación. Falta concentración en la tarea que se realiza. Esto ocurre con niños y mayores. Además, hoy en día la memorización resulta innecesario por ese fácil acceso a la información en cualquier parte gracias a los dispositivos móviles con conexión a la red.
    • Cultura líquida. Hoy todo fluye y somos capaces de cambiar de idea, trabajo, estilo de vida sin apenas dificultad. Ahora se comparten los espacios para realizar diferentes funciones. Quizá es hora de cambiar el “niño a tu cuarto a estudiar” por “al salón a trabajar con la tablet mientras yo leo”. Hablemos de control compartir.
  • Normalidad y normas.

Internet es como la calle. Si no dejas que tu hijo vaya solo a la otra punta de la ciudad, que use internet de tu mano. Y esto desde el principio.

    • Establecer horarios para el uso de dispositivos móviles
    • Navegar con ellos por internet
    • Compartir con los hijos lo que se ha visto hoy en la red
    • Hablar con normalidad de los peligros sin exagerar. Ten claro que si te escandalizas una vez por lo que te cuentan, no volverán a hacerlo.

Aunque cada red social tiene sus propios términos legales y condiciones de uso, debemos cumplir la legislación española. La edad legal en España para tener un perfil en una red social nunca debe ser inferior a los 14 años. Asimismo, hay que tener en cuenta que la responsabilidad de todo lo que hagan nuestros hijos hasta el día en el que cumplan 18 años siempre va a recaer sobre sus padres. Responsabilidad jurídica, y también moral.

  • Confianza y Comunicación.

Las prohibiciones no llevan a ninguna parte. Ahora más que nunca hay que confiar. Hay que comunicar en valores, educación, teniendo respeto a uno mismo y a los demás, fomentando la autoestima y disfrutando de un ocio sano. ¿Hay que compartirlo todo de verdad?

Hoy vivimos en la cultura de la imagen. La app más icónicas y que más éxito tienen entre los jóvenes son Instagram, Pinterest y Snapchat. ¿Hay que publicar nuestra propia imagen? Cuidado con esto. Esa búsqueda del reconocimiento de los demás puede hacer que perdamos el norte y vivamos una vida basada en la falsa apariencia. Esto va asociado a baja autoestima, por lo que no sólo no disfrutamos de la vida, sino que nos hace incapaces de ver la enorme valía de cada uno. Esto queda claro en este video. Así que vayamos más allá. Compartamos fotos de otras cosas:

    1. Creaciones
    2. Hobbies
    3. Habilidades
    4. Paisajes
    5. Ocio

Educar en redes: ¿Cómo usas tú las redes?

La solución no es no estar en redes y mirar a otro lado. Debemos guiar a los hijos, y para ello, hay que conocer por donde se mueven. Es cierto que es un contexto desconocido. Hiperconectados e hipervigilados. No hay un manual, pero tenemos la opción de formar parte de este nuevo mundo, así que no le demos la espalda. Los padres son un ejemplo para los hijos. Su comportamiento y actitud en redes influirá en ellos. Aquí algunos apuntes:

  • Sé amable
  • Defiende las injusticias
  • Muestra a tus hijos lo que compartes en internet
  • Sé selectivo a la hora de publicar contenido
  • Desconecta de internet
  • Disfruta de la vida real
  • La cosas importantes de verdad, en persona

 

Educar en Redes: Referencias

Después de este extenso post (que espero se te haya hecho entretenido 😉) te dejo algunas referencias para seguir aprendiendo sobre cómo educar en redes.

  • Empantallados. En esta web te cuentan de forma periódica muchos aspectos que preocupan a madres y padres conectados. Para suscribirte a su Newsletter solo tienes que pinchar aquí.
  • Un libro. Aunque libros hay cientos, yo me quedo con este de Juan Martínez Otero: Tsunami Digital: Hijos Surferos. Lo puedes comprar en papel o digital pinchando aquí. Se lee en un rato y trae muchos recursos.educar en redes libro recomendado

Te animo a ver la presentación que usé para la ponencia “Huella Digital: Educar en redes” en la que dejo una reflexión sobre publicar fotos de los hijos en internet.

A todas las madres, padres, tutores: ánimo, fuerza y valentía. Ser madre es un reto. Ser madre conectada un desafío mayor. Seremos capaces de hacerlo bien mientras que el amor y el sentido común nos guíe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.