La Fe

Hablar de La Fe es referirse a unos de los centros sanitarios más reconocidos de nuestro país. Nuestra sociedad ahora es mucho mejor porque sobrevive a base de evidencias científicas, progreso y ciencia. Eso dicen. Sin embargo, y permítaseme esta licencia, la Fe es esa gracia por la que el ser humano confía y cree en la bondad del corazón de las personas, y en el que el orden de los acontecimientos sirven para enseñarnos un camino que jamás hubiéramos conocido de otra manera. Y siempre con la sonrisa dibujada en el rostro. Esto sí que es progreso.

La Fe: Magia, Alma y Corazón

La primera vez en mi vida que saludé a Andrés Olivares no me percaté de su abrazo. A veces las segundas oportunidades vienen cuando más las necesitas, y sin duda aquel día yo tenía que hablar con él.

El pasado 7 de febrero el Club de Marketing de Málaga (CMKM) nos trajo un nuevo “En Compañía de…” con el alma mater de la Fundación Andrés Olivares. Y es que más allá de hablar de Marketing Solidario, aquel jueves en la Fábrica de Cervezas Victoria todo se inundó de Magia, Alma y Corazón. Un lema que son los pilares de Andrés Olivares. Pilares sobre los que también se sustenta su Fundación. Y es que su objetivo es concienciar sobre la donación de médula; además de apoyar y acompañar a familias de niños enfermos.

Y qué cierto es que en esos momentos es cuando más se necesita Magia (por fe), Alma y Corazón. Sin embargo, cuando un niño se pone tan malito, la fe que tanto fortalece nuestra alma y corazón, puede llegar a quebrantarse de forma irremediable cuando nos preguntamos por qué. (Os dejo aquí un enlace que me parece interesante por la literalidad de las palabras de Olivares.)

La Fe: Magia, Alma y Corazón. Compartir es Vivir

Aquel jueves 7 de febrero este encuentro era lo que más necesitaba; y recordé o aprendí (o ambas) ciertas cosas que hoy comparto:

  • Rescata un tiempo del día para mirar a tu alrededor y reflexionar.
  • Da las gracias, siempre. Cada día. Cada hora.
  • Sonríe y abraza sin pedir nada a cambio. El alma de las personas se expande en contacto con otras y refleja la humanidad que nos hace únicos y especiales.
  • Ayudar y ayudarse. Es una forma de hacer entrega de esa absoluta y real igualdad que tenemos todas las personas. Esto es que seamos capaces de ayudar y pedir ayudar. Pedir ayuda no es signo de debilidad. Al contrario; es descubrir en otra persona una capacidad que ni si quiera ella reconoce. Al pedir ayuda, te fortaleces y construyes sociedad.
  • Prioriza. Que seas tú y solo tú quien adjudica el TOP-TEN de tu vida, lo que para ti es importante debes definirlo tú.
  • Sinceridad y valentía sin ofensa. Habla con el corazón en la mano y no en un puño.
  • Emociónate. Ríe y llora sin temor, ya que las emociones nos acompañan en todas las etapas de la vida. Avergonzarse de sentir es antinatura.
  • No te quedes con las ganas. Si quieres decir algo, dilo. Para conseguir algo, trabájalo. Si has de amar, primero quiérete.
  • Tú permaneces en los demás tanto como los demás en ti. Todos tenemos una función en la vida. De nosotros dependerá la calidad de la huella. Y con esta reflexión hago un punto y aparte de algo que pronto os contaré.

La Fe: Valencia

Desde hace 15 años el Hospital La Fe de Valencia ha tenido un enorme significado para mí. “Ahí trabajan mis padres”, me dijo ella en 2003. Y hasta ahora ese era el vínculo. 

Recuerdo las visitas a la ciudad del Turia agarrada al brazo de mi amiga. Riendo, haciendo y deshaciendo; y siempre abrazos mediante. Las dos monas. Esas éramos nosotras.

Uno de los últimos días de enero me caía a plomo en los pies de la cama. El motivo: una noticia inesperada. Cuanto más releía el mensaje, más incapaz me veía de digerirlo. Pero para eso está La Fe; una y otra.

Hasta allí te hemos llevado todos los que te queremos, a través de esa poderosa magia que es la fe, la mejor ayuda que podríamos ofrecerte. Y seguimos en ello. Me has vuelto a demostrar, querida amiga, el valor de tu espíritu, la fuerza de tu corazón, la paz de tus palabras, la emoción de tus pensamientos y la valentía de todo tu ser. Y siempre te daré las gracias por ello.

Podremos perder muchas cosas, pero jamás perdamos la fe. 

image_pdfimage_print

2 opiniones en “La Fe”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.