La OMS advierte del daño del cigarrillo electrónico

Kit del Cigarrillo Electrónico
Kit del Cigarrillo Electrónico

El cigarrillo electrónico está de capa caída. Después de un año en el que nuestras ciudades se han inundado de locales y nuevos negocios en los que se vendía esta «súper estrella» de los estancos como el remedio sano para dejar de fumar, resulta que vapear es tan perjudicial como el mismísimo tabaco. Así lo ha comunicado la Organización Mundial de la Salud el martes 26 de agosto en un informe, que para algunos, llega demasiado tarde. Fue hace un año cuando la OMS desaconsejó el uso del cigarrillo electrónico por no haberse podido comprobar la seguridad y calidad del producto.

En este documento se solicita a los Estados Miembros que aprueben medidas que prohiban el uso del cigarrillo electrónico en lugares cerrados, que no se anuncie como remedio para dejar el tabaco ni que se venda a menores de edad. No obstante este informe será debatido en el mes de octubre por los Estados Miembros.

¿QUÉ TIENE DE MALO EL CIGARRILLO ELECTRÓNICO?

Para la OMS, el cigarrillo electrónico es igual de dañino que el tabaco, por eso, entre sus peticiones encontramos requerimientos similares entre sí, como que no se vendan a menores de edad, que las máquinas expendedoras se ubiquen fuera del alcance visual del consumidor y que estos cigarrillos electrónicos no se usen en lugares cerrados.
Asimismo, la OMS advierte del peligro de ofertar mezclas para el cigarrillo con sabores atractivos como los de frutas, dulces o similares a bebidas espirituosas.

Según la OMS; no existe ningún órgano competente que evidencie de forma científica que el cigarrillo electrónico ayude a dejar de fumar. Además, el consumidor no sólo desconoce la cantidad de nicotina que inhala en cada vapeo, si no que también ignora los riesgos que puede tener para su salud la mezcla que aspira y que llega directamente a sus pulmones.

En resumidas cuentas, que si quieres dejar de fumar, olvida cualquier tipo de bastoncillo humeante y cámbialo por fuerza de voluntad, agua y ejercicio. Te lo digo yo que soy una ex-fumadora empedernida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.