Mª Ángeles Cabrera: «La verdad duele por eso el periodismo es solo para valientes»

Mª Ángeles Cabrera

Verdad y periodismo. Son dos palabras que suelen rondarme la cabeza y vienen muchas de las veces, acompañadas de un tercer acompañante: la subjetividad. ¿Puede ser una noticia realmente objetiva cuando quién la cuenta es un sujeto? Mis compis de clase hicimos hasta una parodia de esta enseñanza que sin duda a todos nos ha calado. Verdad, periodismo y servicio a la sociedad.

Después de haber hablado de orden y organización con Pía Nieto y de organización y emprendimiento con María Zamora, hoy quiero hablaros de verdad y periodismo. Por eso se toma #UnCaféConPorras una mujer y compañera de profesión a la que admiro. Compañera de las buenas. De esas que te asesoran y aconsejan. Que hacen caso a ese dicho de «si no tienes nada bueno que decir, mejor no hables»; y ella siempre destaca algo bueno del otro. De cada persona de la que habla, lo hace con admiración. Reconociendo el talento. Una forma de ver la vida que hoy y siempre necesitamos.

Conocerla fue otro de los grandes regalos que me hicieron mis queridos Antonio Moreno, Encarni Llamas y Ana Medina. Mis tres ases a los que quiero, admiro y respeto; y con quien tengo pendiente una cita. Ya os contaré. Y ya les contaré 😉

Tuve el privilegio de haber compartido aula, aunque en otra época, con ella. Licenciada en Periodismo por la Universidad de Navarra (Com’94), Mª Ángeles Cabrera lleva 25 años dedicada al periodismo y la investigación. Profesora titular de la Universidad de Málaga y Directora de la Cátedra Estratégica de Interactividad y Diseño de Experiencias.

Curiosa, incansable, realista y trabajadora a quien siempre le faltan horas. Ha sido un honor que haya sacado este ratito conmigo. Gracias Mª Ángeles Cabrera.

En nuestra parte grabada hablamos de la importancia de estudiar filosofía, de tener tiempo para pensar y reflexionar acerca de todo lo que sucede. Tiempo de parar e ir más despacio en la locura de los días frenéticos que vivimos. Equilibrar el juicio crítico con la acción; y sobre todo: aprender a decir las cosas. Que los pequeños detalles importan demasiado; porque no solo marcan la diferencia sino que hacen extremadamente mejor o peor la vida propia y la de los demás. Compartir.

Han sido muchos y talentosos los ya reconocidos profesionales que han pasado por sus clases. Fundadores de agencias de publicidad, de escuelas de diseño, buenos periodistas… En nuestro paseo incluso conseguimos que Mª Ángeles contara una anécdota de otro reconocido alumno que disfrutó de sus lecciones: Manolo Castillo, director de Diario Sur.

Verdad y Periodismo: 25 años después

P. – Acabas de celebrar 25 años desde que te licenciaras en Periodismo, ¿qué ha sido para ti lo mejor y lo peor de estos años?
En todo este tiempo ha habido un gran avance tecnológico con nuevos lenguajes, nuevas narrativas. Se nos ha permitido llevar nuestra comunicación a nivel global. Lo más difícil ha sido la velocidad en la que se han dado esos cambios; lo que ha impedido que podamos reflexionar sobre esos cambios y cómo afectaban no solo a la profesión sino a la sociedad en general.

Para los que investigamos esto ha sido muy cansado, nadie se ha atrevido estar en los último o por miedo o por tiempo. Es más fácil contar la historia que ya pasó que contar lo que está pasando ahora o cómo va a afectar a nuestro futuro. Esto es complejo porque ni puedes parar de estudiar pero a la vez es muy apasionante. Todos los cambios aunque puedan costarnos, son positivos.

P. – Experta en nuevas tecnologías aplicadas al periodismo. ¿Había más mujeres investigadoras?
Es verdad que en este campo me he sentido muy sola como mujer; en los congresos era yo la única entre 200 hombres. Pero he de decir que a pesar de sentirme tan sola, he sido escuchada, valorada, respetada y muy tenida en cuenta. Aunque es cierto que te encuentras con personas (hombres) con ciertos prejuicios y que no tienen un comportamiento correcto y adecuado, y lo notas y  sufres, pero sabes que son personas concretas. Ahora ya hay muchas mujeres y muy reconocidas en este sector, pero cuando yo empecé el panorama era muy muy lejano al actual.

P. – Has realizado estancias en América, Europa Occidental y Oriental; ¿dónde has crecido más como profesional y  como persona?
Va de la mano el crecimiento personal y profesional. En todos los lugares que he visitado he aprendido una barbaridad. Quizás donde más he aprendido ha sido en Israel y Palestina. Allí he convivido con distintas culturas y tradiciones. La diversidad de sus gentes, religiones, por ser tan diferente al mundo Occidental. Ademas, estando allí todo es distinto a lo que te cuentan. Creo que tenemos una idea preconcebida de aquellos lugares en los que nunca hemos estado. Y esas ideas, que al final son prejuicios, vienen de lo que hemos escuchado a través de los propios medios de comunicación. Y después vas a los sitios y descubres a las personas, a los ciudadanos. Se me han caído las escamas de los ojos y he visto realidades que no son lo que nos cuentan en los medios.

Al estar allí no solo conoces más su historia sino que conoces también su riqueza como pueblo. Te planteas muchas cosas que ves ocurre en esos lugares. Descubrir situaciones como esas, en las que descubres que están explotando a esas gentes, pues afecta. Y eso te hace evolucionar como persona y como profesional.

P. – ¿Te emociona?

Me conmueve. Sobre todo sabiendo la cantidad de medios con las que contamos hoy en día. Me duele que no se cuenten las cosas tal y como son. Tenemos herramientas suficientes para conocer la historia, contrastar, investigar; y para ello hay que moverse. Si usamos ese avance tecnológico para convertir el periodismo en profesión aburguesada sin esfuerzo se pierde todo el sentido. Eso no es el periodismo.

Verdad y periodismo: Evolución de la profesión

P. – ¿Qué ha cambiado más: el periodismo o los periodistas?
Ambos han cambiado mucho en el modo en el que se informa y cómo se informa, al igual que la sociedad ha cambiado el modo de consumir la información. Se puede decir que ha cambiado el periodismo como lo ha hecho también la sociedad. Lo que es diferente es el modo de contar las historias, y cómo el público recibe y consume esas historias. Pero en sí el periodismo sigue siendo lo que siempre ha sido: un servicio a la sociedad en la que se cuentan historias verdaderas de la manera más completa y atractiva posible.

P. – ¿Qué aportación han tenido las nuevas tecnologías en el periodismo?
Nos han aportado nuevos modos de contar esas historias, de forma más rápida e interactiva e implicando cada vez más a la audiencia, haciéndola más participativa en el proceso de comunicación con sus comentarios, opiniones, votos…

P. – ¿Entonces cualquiera ahora es periodista?

No, pero la audiencia está mas involucrada en el proceso de información, es más partícipe. La audiencia no tiene el poder de hacer noticias. Sí que puede opinar, aportar datos, comentarios… El periodismo no ha cambiado porque la gente pueda acceder a las mismas herramientas que el periodista para contar historias, ya que no todo el mundo está preparado para contarlas como lo hace el periodista.

Verdad y Periodismo: El valor de la profesión

P. – “Espero que mi hijo no quiera ser periodista”. “No le hemos podido quitar de la cabeza que haga periodismo”. ¿De dónde crees que viene esta reticencia a la profesión?
Somos tan admirados como criticados por lo que hacemos. Nuestra profesión es la más bonita que existe, pero también una de las más incomprendidas.Verdad y periodismo Mª Ángeles Cabrera y Carolina Porras en el Hall de Filosofía y Letras

P. – ¿La verdad duele? 
La verdad duele cuando no se acepta. Cuando se acepta tal como es, incluso cuando es dolorosa, libera; nos permite vivir dignamente. Es necesaria porque la mentira destruye las relaciones, la confianza, la sociedad. Es posible para los valientes, y los periodistas debemos ser siempre valientes para buscar esa verdad y no dejarnos engañar por nada ni por nadie.

P. – ¿Qué habría que mejorar o cambiar: las Facultades de comunicación y periodismo, los periodistas o las empresas / medios de comunicación?
Sin duda las empresas y los medios de comunicación. Y no es por echar balones fuera, es porque al final son quienes deciden qué contenidos damos a la sociedad y cuáles no. Llevamos mucho tiempo formando periodistas en las facultades, pero si luego llegan a sus trabajos y no les dejan publicar lo que descubren, no avanzamos.

P. – No permitas que la realidad te cambie un buen titular…

No estoy de acuerdo con esa afirmación. Se puede hacer un buen titular contando la verdad, sin engañar ni manipular. Que duele la verdad, claro. Como duelen las heridas, pero eso es porque están curando. Es bueno.

P. – ¿Les has preguntado a tus alumnos por qué estudian periodismo?
Sí que lo suelo preguntar. A veces no responden. De alguna manera, aunque sea implícitamente, cuando optan por esta carrera es porque creen que algo pueden cambiar. La ilusión la pierden cuando llegan a trabajar a los medios y tocan techos que no pueden romper. Por eso esta profesión es de valientes, porque los cobardes y los que se esconden sin contar la verdad ni están haciendo periodismo ni son verdaderos periodistas.

Verdad y Periodismo: Transversalidad y Equipos

P.- Desde hace 2 años diriges la Cátedra Estratégica de Interactividad y Diseño de Experiencias en la que trabajas junto a investigadores de Filología, Psicología, Matemáticas, Informática… ¿Cuál es vuestro objetivo? ¿Cómo surge la idea de trabajar diferentes disciplinas?Investigamos líneas estratégicas, no exploradas anteriormente y de manera
interdisciplinar en colaboración con empresas e instituciones. El objetivo es dar soluciones a problemas complejos, exploramos las posibilidades de las nuevas tecnologías y desarrollamos proyectos aplicados a distintas necesidades. La idea es crear equipos de trabajo donde a través de la colaboración y las sinergias surjan innovaciones que ayuden a progresar y redunden en la sociedad.

P. – Los equipos multidisciplinares son la tendencia. ¿Sabemos trabajar en equipo y compartir conocimiento?
Todo hay que aprenderlo. En esta sociedad cada vez más individualista hay que practicar el trabajo en equipo y colaborativo que además está siendo una de las mayores demandas por parte de las empresas a la hora de contratar personas. Los equipos bien coordinados producen más y más rápido que las personas individuales. En el caso de los periodistas les digo a mis alumnos que solos pueden crear unidades de información.

Sin embargo, en equipo serán capaces de generar algo aún más valioso que es el conocimiento. Estamos en las mejores condiciones para pasar de la Sociedad de la Información a la Sociedad del Conocimiento. Esto lo conseguiremos construyendo piezas informativas más completas, contrastadas, contextualizadas, analizadas, interpretadas, visualmente atractivas, interactivas…Verdad y periodismo ocupan el centro de la entrevista de Carolina Porras a Mª Ángeles Cabrera. En la imagen ambas ríen al finalizar el encuentro

P. – ¿Cómo se toma Mª Angeles Cabrera el café?
De la forma más saludable: descafeinado, sin azúcar y con Porras, la mejor compañía.

image_pdfimage_print

2 opiniones en “Mª Ángeles Cabrera: «La verdad duele por eso el periodismo es solo para valientes»”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.