Del desastre nuclear al milagro de la humanidad

explison nuclear Casi todo el mundo sabe que las guerras no aportan nada, y mucho hay que temer los ensayos con elementos desconocidos como el uranio y sus pruebas nucleares que durante la Guerra Fría convirtieron al Este de Kazajistán en un laboratorio en el que las personas pasaron a ser conejillos de india.
El desastre provocado por esos ensayos nucleares entre 1949 y 1989 fue reflejado en el primer reportaje de En Portada de la pasada temporada de 2013, Los Hijos de la Guerra Atómica; un relato en el que se manifiesta cómo afectó a la salud de los ciudadanos de la zona, en concreto a la de Berik Syzdikov.

EL ALMA DE BERIK

Imagen de M.A. Viñas
Imagen de M.A. Viñas

Hoy regresa En portada y lo hace con alma, con «El Alma de Berik». Una historia que ha sido posible gracias a la voluntad desinteresada de Carlos Franganillo, José Antonio Guardiola y Miguel Ángel Viñas. Pero como todo, eso tenía un precio. El destino quiso premiar a Los hijos de la Guerra Atómica, y la dotación económica se destinó de forma íntegra a costear todo el procedimiento. Esta noche a las 23:40 horas La 2 comienza esta temporada de nuevo con Berik, pero esta vez puede que el final sea distinto. El origen estuvo en la llamada a redacción de un cirujano, del Dr. Christian Weigand, quien se ofrecía para operar a Berik y cumplir uno de sus sueños: poder ponerse unas gafas de sol.

«El Alma de Berik» cuenta la historia de ese periplo de Berik desde Semey a Madrid para ser intervenido por el Dr. Weigang en la Clínica Ruber. Las pruebas determinaron que Berik padecía neurofibromatosis, una afección que se caracteriza principalmente por el desarrollo de múltiples tumores en los nervios del cuerpo y la piel. Esta intervención no podrá curar a Berik, pero sí mejorar su aspecto.

¿Podrá cumplir Berik su sueño? Está por ver, pero lo que sí que observaremos esta noche es que el ser humano puede ser tan terriblemente cruel como inmensamente maravilloso.

image_pdfimage_print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.